0

Un paseo por las esculturas de Oviedo

Publicado por el .

btero

Si la gente de Oviedo es distinguida por su buen vestir y otros cuidados, la ciudad también lo es porque ha sido elegida muchas veces entre las ciudades más limpias de España. A esto hay que sumar una serie de esculturas en sus calles, que bañadas casi siempre de color negro, suman elegancia a esta ciudad.

Este halo artístico en las calles ovetenses se ve representado en las zonas más céntricas y las creaciones han sido esculpidas por autores de renombre. Aunque hay decenas haré una selección y comenzaré por la ‘Maternidad’ de Fernando Botero, situada en la Plaza de la Escandalera, que es un referente de la ciudad para muchos. Popularmente se conoce como ‘La gorda’.

Para continuar y no muy lejos de la anterior, el ‘Culis Monumentalibus’, o ‘El Culo’ para tantos otros, de Eduardo Urculo, está situado al lado del Teatro Campoamor y no deja indiferente a nadie por su realismo. Igual que la anterior, representan algo cercano al ser humano y por ello, no pasan desapercibidas.

culo

Camino de la Catedral, nos encontraremos ‘El regreso de Williams B. Arrensberg’, también de Eduardo Urculo, en la plaza Porlier, y conocido como ‘El viajero’. Y ya en la Plaza de la Catedral, podremos contemplar a la protagonista de la obra  ‘La Regenta’, de Leopoldo Alas Clarín. En la escultura, Ana Ozores pasea por la antigua Vetusta, escenario de esta eterna novela.

Para acabar esta selección de esculturas, recordaré que cerca de la principal calle de Oviedo, Uría, hay una escultura del director de cine Woody Allen, en lo que es un homenaje a este autor, por las alabanzas que profirió una vez que visitó la ciudad. Con sus palabras, el neoyorquino se ganó a pulso la escultura. “Ciudad deliciosa, exótica, bella y peatonalizada; es como si no perteneciera a este mundo, como si no existiera… Oviedo es como un cuento de hadas”. Cierto o no, podemos decir que la ciudad es cuanto menos, especial.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario