0

Por la boca muere el pez

Publicado por el .

La verdad que de la ludopatía no se salva nadie y es algo que en muchas ocasiones necesita de ayuda para evitar que ocurran cosas como la que pasó hace escasos días en nuestra ciudad, donde un hombre de 41 años, propietario de un establecimiento hostelero, fue detenido tras denunciar hasta en seis ocasiones falsos robos en su local.

Finalmente el hombre reconoció su problema con el juego y admitió que cogía el dinero de su propio local y después hacía una denuncia falsa para ocultar ante su familia las grandes cantidades de dinero que el detenido podía gastar en las máquinas tragaperras al día.

Según las denuncias del detenido, los robos siempre se efectuaban de madrugada, donde los ladrones entraban al bar forzando la puerta para así llevarse jamones, botellas de bebida, dinero de la máquina tragaperras e incluso décimos de lotería.

La Policía comenzó a investigar y tras cotejar los datos de la última denuncia comenzaron a ver diversas irregularidades que finalmente junto a otras pesquisas policiales llegaron a descubrir la ludopatía que sufre este señor y la falsedad de las denuncias interpuestas por éste.

Te puede interesar

Escribe un comentario