0

Esculturas de Oviedo con las que fotografiarse

Publicado por el .

La Maternidad Botero

“La Maternidad” de Fernando Botero, también conocida como “La gorda”

Oviedo es una ciudad preciosa y no sólo por sus calles, sus edificios y sus plazas. En las últimas décadas la ciudad se ha visto notablemente embellecida gracias a las esculturas que se pueden encontrar por toda la ciudad. Una ruta escultórica es un buen plan para disfrutar de la calle y el buen tiempo.

Hoy en concreto vamos a hablar de tres de ellas. No sé si son las más importantes o las más célebres, pero fueron las que a mí más me gustaron.

La primera escultura que vi fue La Regenta, ubicada en la Plaza de Alfonso II el Casto, frente a la Catedral de San Salvador, es una hermosa escultura de una mujer hecha a escala superior natural.

Representa a La Regenta, protagonista de la célebre novela de Leopoldo Alas “Clarín”, ambientada en el Oviedo del siglo XIX. En esta novela se narran los entresijos políticos y amorosos de Vetusta, nombre que Clarín da  a Oviedo. La mayor parte de la novela se desarrolla en esta plaza, en los palacios de Camposagrado, Valdecarzana y la Catedral.

La Regenta

“La Regenta”, preciosa escultura frente a la Catedral de Oviedo

Otra célebre escultura que encontramos en Oviedo es La Maternidad de Fernando Botero, ubicada en la Plaza de la Escandalera. Fabricada por el artista colombiano en 1989 e instalada en Oviedo en 1996, se trata de una enorme escultura de unos dos metros y medio de alto y 800 kilos de peso en bronce gris oscuro. Representa a una mujer sentada con un niño sobre uno de sus muslos con las características obesas formas de Botero.

Cerramos este breve repaso a las esculturas con la famosa estatua de Woody Allen.

Woody Allen

Escultura a Woody Allen en Oviedo

Se encuentra en pleno centro comercial y peatonal. Realizada por Vicente Martínez-Santarúa, está fabricada en bronce a escala real y colocada directamente sobre el suelo. Rinde homenaje al cineasta que, tras visitar Oviedo para recoger el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2002, dijo estas palabras que se pueden leer en la placa situada en el suelo:

“Oviedo es una ciudad deliciosa, exótica, bella, limpia, agradable, tranquila y peatonalizada; es como si no perteneciera a este mundo, como si no existiera… Oviedo es un cuento de hadas”.

Te puede interesar

Escribe un comentario