0

Cosas que quizás no sabías de la Catedral de Oviedo

Publicado por el .

Catedral de Oviedo

La Catedral de Oviedo

La Catedral de Oviedo es tal vez una de las más características de España. No es porque sea la más grande ni está considerada la más bonita, su peculiaridad reside en que sólo cuenta con una torre. ¿Alguna vez os habéis preguntado por qué? Yo sí y me encontré con otras curiosidades de la catedral de Oviedo.

La razón por la que esta catedral sólo cuenta con una torre responde exclusivamente a cuestiones económicas. Al empezar a construir la segunda torre, como estaba proyectado en los planos del arquitecto Juan de Buyeres, no había suficientes fondos para construirla, por lo que hubo que modificar los planos y la catedral quedó finalmente como está, con sólo una torre.

También la falta de fondos es la responsable de que en el pórtico no haya ninguna figura de la historia cristiana tal y como estaba proyectado. Cuando visitéis Oviedo, fijaros en el pórtico y podréis ver que los soportes de las figuras sí están hechos.

Otra de las curiosidades de la Catedral de Oviedo es el Santo Sudario que custodia. Desde el siglo IX esta catedral custodia un sudario donde se cree que está impreso el rostro de Cristo, el cuál está en la Cripta de Santa Leocadia, dentro de un recipiente llamado “Arca Santa”.

El Sudario se muestra cuatro veces al año, siempre de manos del obispo. La primera vez se muestra al empezar el jubileo de la Santa Cruz el 14 de septiembre. Después se muestra el día 21 del mismo mes, cuando finaliza dicho jubileo. Después hay que esperar hasta el Viernes Santo, tras la lectura de la Pasión del Señor. Por último, se muestra al finalizar el Vía Crucis.

Y por supuesto, como todas las catedrales, la de Oviedo cuenta numerosas gárgolas repartidas por toda su fachada. Monstruos, animales, personajes mitológicos que harán las delicias de los que, cámara en mano, se animen a expurgar las paredes de esta peculiar catedral.

Te puede interesar

Escribe un comentario